soy un pezcuezo

Entradas etiquetadas como “#bolivar

Sensaciones desde una República en “Revolución” que duda entre Reyes y Repúblicas (opinión) #ReferendumYa #FamiliaReal #RevoluciónCiudadana @spanishrev

El Rey Juan Carlos ha abdicado. El Príncipe Felipe asume trono de España. Ambos muy queridos amigos. Mucha suerte y todo nuestro cariño.

Rafael Correa, Presidente de la República del Ecuador

1401739130307
En Madrid, Plaza de Sol, la gente se autoconvocó para exigir un Referendum en búsca de la 3era República

Escrito por un pezcuezo:

Es un día lunes, 1 de junio del año 2014. El Rey Juan Carlos I del Reino de España, abdica al trono. Sí, efectivamente, todavía hay reyes en el mundo, y no figuritativamente, sino de verdad. Casas Reales, Patios Reales, Palacios Reales, Familia Real, Sueldos Reales… Realeza.

Esa figura de Reyes que aquella Revolución Francesa degolló en 1789 para darle al pueblo el poder, se perpetúa en muchas sociedades de nuestro planeta. Pero no estamos hablando de cualquier Rey el que hoy abdica, estamos hablando de un Rey que fue pieza fundamental para darle vuelta a la página de la historia del Fascismo Europeo y particularmente, Español. Un Rey que muchos consideran como pieza fundamental para la transcisión a la democracia contemporanea. No se mucho de la historia de España, pero lo que si sé es que dónde hay Rey no hay República, y dónde hay Rey no hay democracia. Luego en particular, la historia y el presente no le favorecen a la figura “benevolente” del Rey Juan Carlos, conocido por sus aficiones a la caza de elefantes en África entre otros vicios. Pero sobre todo, la historia contemporánea no lo favorece en cuento a ser uno de los mayores encubridores de los crímenes del Franquismo. Y cómo olvidarnos del “por qué no te callas” a un presidente latinoméricano electo en reiteradas ocaciones por su pueblo. Es decir, algo de rabo de paja si que tiene su “Majestad” Borbón, aunque no soy quién para juzgarlo desde este pequeño país sudaméricano.

Pero quienes si tienen todo el derecho y la legítimidad para juzgarlo, es el pueblo español. Un pueblo que ahora mismo exige un justo “referendum”, un proceso a través del cuál se puedan expresar como pueblo y decidan si quieren o no que la figura Real se mantenga en su constitución. ¿Por qué le tienen tanto miedo a la voz del pueblo? ¿No se trata de eso la “democracia”?

Yo escribo estas líneas desde un país, mi país,  que se autoproclama como una “República”, y no solo eso, sino que además desde hace un poco más de siete años, se autoproclama dentro de un proceso “revolucionario”, de “Revolución Ciudadana”. Y aquí sí que tengo mucho derecho y legitimidad para opinar y expresarme.

Está claro que esta “Revolución Ciudadana” es algo novedoso, sobre todo si la relacionamos con aquellas revoluciones de siglos pasados donde se degollaban a los Reyes. Quizás la más simbólica de estas revoluciones, es la revolución francesa. Pero cuando comparo la Revolución de Robespierre, Voltaire, Montesquieu, entre tantos otros, con la “Revolución Ciudadana”, me doy cuenta de que  esa revolución del Siglo XIII es definitivamente una revolución del pasado.

Revoluciones caducas, donde se buscaba derrocar a Reyes, para darle el poder al pueblo, a las comunas. Vejusca revolución que buscaba distribuir el poder, descentralizarlo y democratizarlo. Esta Revolución de personajes como Voltaire, que con un pensamiento de otra época promulgaba el derecho a la palabra del pueblo y de los ciudadanos, “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo” decía este revolucionario de siglos pasados. Pero ahora que la comparo con la “Revolución” que vivo en mi país, veo que esa Revolución Francesa, no es más que una descontextualizada Revolución, que tan solo buscaba construir una “República” y abolir la monarquía.

No a las coronas

Y que decir de los libertadores de nuestra querida América. Esos mártires de nuestra patria grande que dieron sus vidas y con valentía derrotaron a los Reyes de España. Bolivar, Sucre, Olmedo, San Martín, el gran y mártir Abdón Calderon, Manuela Cañizares, Eugenio Espejo, todos ellos y muchos más que lucharon con la frente en alto contra la Corona Española. Seguramente son revolucionarios de siglos pasados. Según como van las cosas en la “Revolución Ciudadana”,  creo que no tendrían cabida en nuestros tiempos con nuestros “ciudadanos revolucionarios”.

A todos ellos, y a quienes crean que debemos aprender de estas revoluciones pasadas, les tenemos que informar que las Revoluciones de hoy son diferentes. Estas “revoluciones” saludan a “su amigo el Rey”, se ponen del lado de los monarcas y no de los pueblos. Pueblo que esta celebrando la abdicación de un Rey, y exigiendo un Referendum democrático para abolir la Monarquía Española y construir la III República, una República del pueblo y para el pueblo. Pero los “revolucionarios” de hoy no apoyan a ese pueblo, no apoyan los procesos democráticas, no escuchan las voces de los pueblos y se afianzan en el Status Quo global.


Debo confesar que no me gusta ser tan irónico mientras escribo estas líneas porque sinceramente admiro muchos de estos procesos y estos personajes, y sobre todo valoro mucho el idealismo revolucionario como tal. Dentro mío siento una chispa revolucionaria, aunque sea tímida e incoherente muchas veces, sigo sintiendo mucho respeto por la idea y la necesidad de ser revolucionarios día a día en un mundo cada vez más injusto e indigno.

Así mismo intento ser muy crítico y autocrítico con todos estos procesos y creo que es indispensable esta condición en un revolucionario, pero hoy siento una gran indignación con los representantes de esta “Revolución” que está en marcha en mi país en nombre de todos nosotros. Yo no me siento representado por individuos que, a la cabeza de este proceso, censuran a su pueblo, criminalizan a los movimientos sociales, que por la fuerza buscan imponer el extractivismo sobre el Buen Vivir; “revolucionarios” que encarcelan a líderes sociales que defienden el agua y la vida frente a las amenazas del extractivismo, y los tildan de “terroristas” o “paramilitares”. Esta es una “revolución” que de “progresista” solo tiene el imaginario del “progreso” modernizador, industrializador, desarrollista. En cuanto a la moral, son “revolucionarios” que comulgan con la Iglesia Católica, se oponen al aborto o a uniones civiles que no sean entre hombre y mujer, obviamente con un gran sentido de “macho” latinoaméricano.

Al final de todo, leyendo este tweet que se encuentra en el epígrafe de este artículo, todo tiene sentido. En estos días se debate en mi país la propuesta de la relección indefinida. No podía ser de otra manera, un presidente que saluda antes a los Reyes que a los pueblos, es un presidente que quiere ser Rey y no un gobernante de una república democrática, mucho menos un verdadero Revolucionario.

el-rey-y-juan

Anuncios

Respuesta de #Ruben Blades al Presidente #Maduro (carta) #Venezuela

Imagen
Respuesta al presidente de Venezuela

Señor Presidente Maduro,

He tenido la oportunidad de ver un vídeo en el que se dirige a mi persona, en ocasión de una nota que he publicado en mi página de internet. No acostumbro responder comentarios, pero me siento obligado a referirme a sus palabras por el hecho concreto de que en el vídeo mencionado, usted me nombra directamente. Espero que el dicho vídeo no resulte una falsificación como las que hoy abundan en internet, y si lo fuera, confieso que es de muy buena calidad.

Con el respeto que merece su condición de Presidente, y como tal, representante de una Nación, debo iniciar esta nota agradeciendo el tono general de su comentario a mi escrito. Me complace entender en su gesto amable, que comprendió la buena intención de mis pensamientos, hechos con el corazón puesto en el pueblo venezolano.

Sin ánimo de entablar duelos epistolares, comento solamente con la intención de aclarar algunos de los temas por usted expuestos en el día de ayer, que me atañen de manera personal.

1. Los comentarios expresados por mí, en relación con la difícil situación que hoy vive Venezuela, no son derivados de las noticias de CNN, o de Univisión, o cualesquiera otra fuente noticiosa, “imperialista” o no. Nacen de cartas, comentarios y de reflexiones hechas por amigos, dentro y fuera de Venezuela, y de la lectura cuidadosa y analítica de innumerables publicaciones, tanto afectas como antagonistas a su gobierno. El carácter diverso del material que usualmente escojo para mis lecturas, tiende a nutrir amplia y objetivamente mis puntos de vista.

2. No me he sumado, consciente o inconscientemente, a ningún tipo de complot orquestado por la C.I.A., ni formo parte de ningún “Lobby Internacional” con el propósito de crear mala publicidad para gobierno alguno. Me sorprende escuchar una vez más este tipo de acusaciones, en pleno siglo XXI, cuando debíamos haber superado ese asunto de las etiquetas. Si critico a alguien que se considera de izquierda, soy de la CIA; si critico a quien se considera de derecha, entonces soy comunista; cuando critico al militarismo, soy “subversivo”.

3. Considero como una verdad, el hecho de que el extinto Presidente Chávez haya demostrado, con sus consecutivas elecciones ganadas, el desprestigio de la partidocracia tradicional en Venezuela, y el deseo de cambio expresado libremente en las urnas por la voluntad popular. Pero también es verdad que hoy Venezuela no es una Nación unida: es un país cuya población está polarizada políticamente, una sociedad sumida en contradicciones obvias, con un gobierno electo por un estrecho margen, 1.49%, que no alcanzó el 51% de los votos de alrededor de un 80% de la población votante y con un ausentismo electoral del 20.32%. Ese gobierno, sin embargo, está decidido a imponer un sistema político/económico (que no califico ni descalifico), pero que obviamente no es aceptado por la mayoría de la población. En una situación como la descrita, parece recomendable realizar una consulta nacional para que el pueblo tome su decisión. Sin ello, lo que se percibe es eso, una imposición. Creo que su gobierno, Presidente Maduro, no posee la mayoría representativa que justifique lo que le está haciendo al país. Por otro lado, la oposición, mezcla de lo que existió en el pasado político de Venezuela y de lo nuevo que hoy lucha por hacerse respetar y considerar, no está formada por cuatro gatos fascistas, como se pretende hacer ver. Es una vital cantidad de personas. En estas circunstancias, la realidad de Venezuela es hoy como sería la de una casa donde la familia esta dividida, y existen habitaciones en las que la otra mitad no puede vivir, ni transitar. La Venezuela de hoy no es la Nación que todos sus habitantes desean, es una versión de país a la que sólo parece apoyar el 50% de la población, tomando en cuenta el total de los votos emitidos en las elecciones del 2013. Esa realidad determina la necesidad de considerar una modificación del rumbo presente, en busca de un balance que permita el desarrollo del argumento nacional en sus propios términos, más realista y menos agresivo; una Venezuela en la que no sean necesarios los gritos de “Patria o Muerte”, entre hermanos.

4. Como los Chavistas se auto-definen como “Socialistas”, debemos asumir que comprenden de lo que hablan, y que han estudiado a quienes inicialmente convirtieron las teorías sociales de Marx y Engels, en propuestas experimentales del socialismo y el comunismo, particularmente en Rusia, tras la revolución bolchevique de 1917. Deben conocer, por ejemplo, los comentarios vertidos por Vladimir Ilich Lenin en su folleto titulado, “La Enfermedad Infantil del Izquierdismo en el Comunismo”, (este título no es un artificio al estilo Borges, así lo tituló el propio Lenin y si no lo creen, pregunten a Fidel, que él debe haberlo leído). En ese escrito cita Lenin los errores que se cometen en nombre del izquierdismo, por no considerar las circunstancias objetivas a la hora de tomar decisiones, y peor aún, las consecuencias históricas que produce no reconocer y rectificar dichos errores. Allí describe cómo, en 1918, los camaradas Radek y Bujarin, máximos representantes del entonces llamado “Comunismo de Izquierda”, fueron obligados a reconocer públicamente su error, al no comprender ni aceptar inicialmente que, el argumento para justificar la Paz de Brest, no constituía necesariamente un compromiso con los imperialistas, sino que obedecía a una necesidad política determinada por las condiciones objetivas del momento, algo que Lenin describió como un “do ut des”, un te doy para que me des. La metáfora que hace Lenin sobre asaltantes y asaltados aclara muy bien el argumento. ¿No es, acaso, un “do ut des” el acuerdo que tiene Venezuela con el “imperialismo” en el caso del petróleo venezolano, que suple a Estados Unidos a cambio de los dólares que necesita la economía del país?

5. Este mismo criterio indicaría que, en las presentes circunstancias, no resulta apropiado que su gobierno imponga sus deseos, o desconozca, o pretenda ignorar la validez de los argumentos planteados por sus críticos venezolanos. No creo que es a través de la represión, la censura, o el recurso demagógico que se produce la respuesta racional a una condición objetiva inobjetable. Tal actitud solo provocaría más violencia, que generaría la posibilidad de una ingobernabilidad, un vacío político que podría ser llenado con un golpe militar, la única institución con la capacidad de organización y poder coercitivo para enfrentar el caos institucional y civil resultantes.

6. Nunca he estado, no estoy, ni estaré de acuerdo con intervenciones armadas del país que sea en los asuntos internos de nuestras naciones. Categóricamente lo digo. El mío sufrió ese mal, y no lo justifico de ninguna manera.

7. Aunque agradezco su invitación a visitar Venezuela, no considero apropiado aceptar en este momento. Tal visita podría ser considerada como un endoso a su gestión y a la posición de su gobierno. De igual forma, tampoco aceptaría una invitación en tal sentido por parte de los que lo oponen; no ahora. Y para aclarar aún más este punto, he recibido también ofrecimientos de trabajo importantes para ir a Venezuela este año, y de igual manera las he rechazado porque no me parece correcto hacerlo en las actuales circunstancias que vive el país.

8. En cuanto al “alma venezolana”, señor Presidente, y a la nobleza de su pueblo, la conozco muy bien porque la llevo dentro, sin etiquetas, junto a mi alma panameña y latinoamericana. Ese argumento no entra en esta discusión. Esa alma, además, me la encuentro dentro y fuera de ese noble país, desde mi primera visita en los años 60. Y se acrecienta con los años y se reaviva en mi amistad con César Miguel Rondón, Pedro Leon Zapata, el finado, pero aun amigo, José Ignacio Cabrujas; Jonathan Yakubowicz, Edgar Ramirez, Budu, Oscar de León, Clarita Campins, Marilda Vera, Gustavo Dudamel, Ozzy Guillén, el gran Luis Aparicio; en mi admiración por Don Simón Díaz -cuya desaparición justamente hoy tenemos que llorar- Aldemaro Romero, el Profesor Abreu y tantos otros magníficos expositores del talento, capacidad y nobleza del pueblo de Bolívar. Todos ellos me refuerzan la presencia de esa alma. Y quizás ninguna me resuene por dentro más representativa que la de mi querido y recordado amigo, Luis Santiago, que se nos fue joven, durante la tragedia de La Guaira del ’99, y por eso será joven eternamente, igual que el inspirador ejemplo planteado por la excelencia de los jóvenes de El Sistema, el grupo de las Orquestas y el vocal, todos maravillosos ejemplos de lo que logra el trabajo, la disciplina y la esperanza de ser mejores. Sin alharacas, ni alaridos panfletarios, con la guía de maestros venezolanos, el sector popular demuestra su calidad mundial.

No necesito ir a Venezuela para encontrar a su alma, porque ella va conmigo adonde sea que yo vaya, desde hace tiempo ya.

9. No deja de tener credibilidad la afirmación de que, bajo gobiernos de lo que se denomina izquierda, se crean más oportunidades para el sector popular. Por regla general, los gobiernos que se dicen de derecha se preocupan más por sus intereses particulares que por los del pueblo al que alegadamente representan. Pero creo que hay distintas versiones con las que tipificar el empoderamiento del que usted habla (entendiendo que “empoderar” significa el dar posibilidad de hacer y poder) al “Pablo Pueblo” que describo en mi canción. Una de ellas es creando el espacio para que su dignidad sea respetada y sus derechos también. Otra es brindando la oportunidad para desarrollar su capacidad, no solo con subsidios que lo hagan dependiente de otros, o que estimulan los peores instintos que todos poseemos. Para mí, la verdadera revolución social es la que entrega mejor calidad de vida a todos, la que satisface las necesidades de la especie humana, incluida la necesidad de ser reconocidos y de llegar al estadio de auto-realización, la que entrega oportunidad sin esperar servidumbre en cambio. Eso, desafortunadamente, no ha ocurrido todavía con ninguna revolución.

Le expreso mis opiniones, Señor Presidente, sin odio, sin agendas secretas, ironías, ni intereses subrepticios. Reitero mi agradecimiento por el tono de su conversación y por su consideración al otorgar la atención de su valioso tiempo a las palabras de este panameño de Latinoamérica.

Termino con una especie de ruego a los bandos enfrentados en la querida Venezuela: empiecen a sumar y dejen ya de restar. Y que se detengan los insultos y la diatriba, para que los venezolanos empiecen a conversar; que el silencio es el mejor preámbulo a un diálogo razonado.

Viva Venezuela!

Atentamente,

Rubén Blades

20 de Febrero, 2014


VIOLENCIA EN VENEZUELA: #MADURO CONTRA #CHAVEZ (Video)

maduro

Lamentable lo que ocurre en Venezuela. Autoritarismo y violencia. Fascismo en esencia.

A continuación una muestra de que el “chavismo” perdió incluso al propio Chávez.


DESPLAZADOS en Ecuador. Respuesta de Elsie Monge a la Solicitud del Presidente Correa (Video)

El presidente Correa en su Enlace Ciudadano 315, el día Sabado 30 de marzo de 2013, solicitó a Elsie Monge, Presidenta de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu), que le diga qué comunidades en Ecuador han sido desplazadas.

Cita textual del pedido del Presidente Correa:

“… También querida Elsie dijiste que: “No puede ser que se criminalice  la defensa del agua, la defensa de los derechos. Porque ha habido Comunidades Desplazadas, y fuentes de agua contaminadas” .  Yo te hago un llamado muy fraterno a que digas, en este gobierno, pero en este gobierno, que así se insinuó, y esto que se esta sancionando fue en este gobierno: QUÉ COMUNIDAD DESPLAZADA HA HABIDO. Dígamelo por favor para ir a corregirlo inmediatamente, SERIA UN HORROR!  QUÉ COMUNIDAD HERMANA ELSIE MONGE, QUÉ COMUNIDAD HA SIDO DESPLAZADA EN ESTE GOBIERNO”

El siguiente video responde las dudas del Presidente, y deja muy en claro la situación de distintas comunidades que SÍ HAN SIDO DESPLAZADAS EN ESTE GOBIERNO

Desplazamientos from Comisión Ecuménica de DDHH on Vimeo.

Palabras textuales del candidato Rafael Correa durante la campaña presidencial en 2006 cuando visitó San Pablo de Amalí, comunidad afectada por el Proyecto Hidrotambo:

“…Nuestro principio compañeros y compañera, es que los que tienen que aprobar esos proyectos, son USTEDES, las COMUNIDADES AFECTADAS.

Porque son USTEDES QUIENES TIENEN DERECHOS ANCESTRALES SOBRE SUS TIERRAS, SOBRE EL MEDIO AMBIENTE.

Si USTEDES,  dicen NO a ese proyecto, NO se construirá el proyecto”