soy un pezcuezo

Uncategorized

RC*RC*RC=RC³ por Carlos Arcos Cabrera (opinión) #RevoluciónCiudadana #RafaelCorrea #RestauraciónConservadora

 

positivismoPublicado originalmente en La Republica el 12 de octubre de 2014

por Carlos Arcos Cabrera
Quito, Ecuador

 

En la historia latinoamericana hay dos personajes singulares, por lo nefastos, no por otra razón: el Doctor Francia (1766-1840) Dictador Perpetuo de la República de Paraguay (ese era su título oficial) y Porfirio Díaz (1830-1915). El primero dominó Paraguay durante veintisiete años autoproclamado el representante del progreso y la razón, con la promesa de convertir al pequeño país en una réplica de Francia considerada el territorio de las libertades y sede de la razón universal. El segundo gobernó México por treinta y cinco años inspirado en el positivismo de Augusto Comte y cuyo dominio sólo concluyo con la Revolución Mexicana.

En los dos casos, las cárceles y los cementerios se llenaron de opositores, las libertades nunca echaron raíces profundas y esos hombres fuertes se perpetuaron en el poder. Díaz promulgó la llamada Ley mordaza que permitió silenciar periódicos y encarcelar periodistas sin más requisito que la voluntad del gobernante. Actos similares llevó a cabo el Doctor Francia. Por último Díaz reformó la Constitución de México y de la reelección después de un periodo se pasó a la reelección indefinida.

Progreso, modernidad, desarrollo, lucha contra la desigualdad o como se lo quiera llamar se han asociado en América Latina, paradójica y lamentablemente, con regímenes autoritarios. Con muy pocas excepciones, la democracia y todas las vertientes de la modernidad o del progreso se plantearon en términos antagónicos. Dos quimeras que tienden a devorarse y que dan por resultado la modernidad autoritaria, sub tipo de la modernidad barroca de la que hablaba Bolívar Echeverría. Francia y Díaz son ejemplos lejanos, no son los únicos y existen otros más cercanos. En este marco histórico se debe entender lo que en el lenguaje de la Revolución Ciudadana y de Rafael Correa, se califica como «Restauración Conservadora». Me pregunto si la Restauración Conservadora es una metamorfosis de la Revolución Ciudadana, es decir un movimiento interno que encontraría una explicación en sus fuerzas internas, o, se trata de una amenaza que viene de fuera, desde las dispersas y fraccionadas oposiciones a la RC. Mi respuesta apunta a la hipótesis de la metamorfosis.

Contra la hipótesis de la metamorfosis, el discurso oficial de RC, presenta las demandas de la oposición como un intento de tal restauración. Es un juego de espejos, o de máscaras, o de espejos y máscaras, de encubrimiento, al fin: «Te acuso de lo que hago, pongo en tu boca mis deseos, te acuso de mis planes». Un billar a tres bandas con un sólo ganador, un golem político de múltiples rostros: Revolución Ciudadana, Rafael Correa, Restauración Conservadora: RC³.

Existen un conjunto de decisiones adoptadas por el régimen, la Ley de Comunicación, la liquidación del proyecto Yasuní, el nuevo Código Penal, la penalización del aborto, criminalización de la protesta social, reelección indefinida, el conjunto de cambios constitucionales y el despliegue de violencia estatal contra los manifestantes del 17 de septiembre que pueden ser calificados como decisiones conservadoras, en dos sentidos: en la peor de las tradiciones conservadoras o de derechas y en la peor de las tradiciones del socialismo real. Conservadora en dos sentidos que por arte de birlibirloque aparece como la práctica de los más radicales socialismos, como la ruptura con todos los pasados.

De todas las iniciativas la crucial es la reelección indefinida. Es la estrategia de RC³ y de los aprendices del Doctor Francia y de Porfirio Díaz para culminar su Restauración Conservadora. Una de las consignas claves de la Revolución Mexicana fue: ¡Sufragio efectivo y no reelección! El PRI lo interpretó a su manera. No habría la reelección de un caudillo sino de un partido y el que fue gobernante en un sexenio desaparecía del escenario político. En el caso de la RC³, en una perspectiva menos imaginativa que la del PRI, se quiere perpetuar al dirigente y al reducido círculo de los usufructuarios del poder.

En este contexto no dejan de presentarse sorpresas. El cuasi monopolio mediático de la RC³, incluidos los fusilamientos mediáticos sabatinos, no ha conseguido convencer a la ciudadanía de que la reelección indefinida es el trasatlántico que nos llevará al Sumak Kawsay y por cierto a la felicidad, en la caricaturesca versión búdica de Elhers, que no es otra cosa que la obligación de sonreír al poder.

De acuerdo a las encuestas, una abrumadora mayoría quiere opinar y decidir sobre el tema. Esto no garantiza que los obsecuentes servidores de la RC³, en la Asamblea Nacional y en la Corte Constitucional impongan la reelección indefinida y el paquete de reformas constitucionales. Sin embargo, bien saben que será una decisión que no tendrá legitimidad alguna. Saben que arrojan la Constitución al desván de los trastos inútiles, que en alguna medida ya lo es, y que abren las puertas al pasado de oprobio que juraron superar.

La oposición a la reelección, la demanda por la consulta, ha dejado de ser un tema de derechas o de izquierdas, en la forma tradicional en que se utilizan estos vocablos y que son parte del discursos político común. Hoy por hoy es un asunto de sobrevivencia ciudadana, un desesperado e intuitivo intento por rescatar un espacio para el ejercicio de los derechos cada vez más amenazados por una visión única y unívoca de la vida, la política, la «verdad», la historia: la que trata de imponer la triple RC.

Los tiempo han cambiado. El poder se demuestra en su fragilidad, en su impermanencia, tanto el poder de los grandes estados, como el de los pequeños tiranos en los pequeños reinos. La historia se ha acelerado. No vivimos el fin de la historia, sino el frenesí del cambio histórico, en que la aparente solidez del poder o los poderes «se desvanecen en el aíre»; en el aire enrarecido de un futuro incierto.

Anuncios

Defenzor de la naturaleza OLIVER UTNE es obligado a abandonar el Ecuador

Red SOS Amazonas

El ciudadano norteamericano Oliver Utne, que fue detenido en un operativo del Ministerio del Interior la noche del jueves pasado, 17 de julio[1], se vio forzado por las autoridades migratorias a abandonar el Ecuador. 
 
El día de ayer, viernes 18 de julio, el señor Utne recibió de la Dirección de Migración y Extranjería, una carta que cancelaba su visa y le requería abandonar el país. Textualmente, en la comunicación fechada el mismo día en que fue realizado el operativo, la doctora Paola Orellana Curillo, como se lee en el documento adjunto, indicó que “le recomendamos abandonar el país, para evitar que debido a su situación irregular sea víctima de posibles violaciones a sus derechos humanos“. 
 
Ante este indudable atropello, Oliver Utne salió ayer a la medianoche del país.
 
Cabe anotar que el señor Utne impulsaba la realización de un proyecto de transporte fluvial…

Ver la entrada original 23 palabras más


OLIVER UTNE es obligado a abandonar el Ecuador

El ciudadano norteamericano Oliver Utne, que fue detenido en un operativo del Ministerio del Interior la noche del jueves pasado, 17 de julio[1], se vio forzado por las autoridades migratorias a abandonar el Ecuador. 
 
El día de ayer, viernes 18 de julio, el señor Utne recibió de la Dirección de Migración y Extranjería, una carta que cancelaba su visa y le requería abandonar el país. Textualmente, en la comunicación fechada el mismo día en que fue realizado el operativo, la doctora Paola Orellana Curillo, como se lee en el documento adjunto, indicó que “le recomendamos abandonar el país, para evitar que debido a su situación irregular sea víctima de posibles violaciones a sus derechos humanos“. 
 
Ante este indudable atropello, Oliver Utne salió ayer a la medianoche del país.
 
Cabe anotar que el señor Utne impulsaba la realización de un proyecto de transporte fluvial, que utiliza energía solar, para las comunidades amazónicas.
 
 

[1] Política Operativo migratorio en rendición de cuentas de Pachamama

carta oliver001


#GAZA por Eduardo Galeano (artículo opinión) # SoyPalestina #PalestinaLibre #PalestineUnderAttack #GenocideinGaza

#SoyPalestina

ELPEZCUEZO

cartel_noaz[1].jpg

GAZA

Por Eduardo Galeano

Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.

Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

Son hijos de la impotencia los…

Ver la entrada original 630 palabras más


EL FUEGUITO INTERIOR

MUJER: “Puede que tú seas una de esas mujeres y te sientas al borde del cansancio, del profundo vacío, del sinsentido que duele como la peor de las heridas. Quizás no logres encontrar espacio para tí, para alimentarte por dentro, para fortalecer tus pasiones y grandes sueños. Si te encuentras sin fuerzas en una encrucijada del camino y no sabes para dónde tirar…. Escucha estas palabras, hembra, PRIORIZA. Lárgate sola al bosque, al campo, a esa ciudad que tanto te ha inspirado siempre”

mujertaruk

Vivir con un poco menos, no pintarse las uñas ni tener más de cuatro pares de zapatos. Frecuentar muy poco los supermercados, los grandes centros comerciales, las horribles oficinas. Acudir, sin embargo, más al bosque, al parque, a las riveras de los ríos, a la sombra de las encinas, al mar solitario, aunque sea descalza, aunque sea con el mismo jersey gastado que llevábamos en el instituto. Trabajar al aire libre, a media jornada y por cuenta propia. Tener un montón de tiempo para una, pasar largos días en la propia compañía, sin utilizar el móvil ni el ordenador ni la tablet ni… Escuchar a los pájaros como si nos fuera la vida en ello, caminar, caminar mucho por entre las cortezas, las ramas, el musgo, las flores. Tener un lago enteramente nuestro, para bañarnos desnudas, y ver cómo se acercan los martines pescadores, esas criaturas de azul vibrante y…

Ver la entrada original 536 palabras más


#DefiendeTuFirma por el Yasuní

Antes de ayer, viernes santo de feriado en la mañana, fuera del Comisariato de las FAE, donde están “contando” las firmas… A pesar de todo, lxs Yasunidxs siguen haciendo de este, un proceso con mucho ñeque, mucha creatividad, muy alegre y esperanzador!

Más información sobre lo que está pasando: https://www.facebook.com/YASunidos

 

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen


Vídeo

Así se llevaron las firmas de los @Yasunidos el @cnegobec con el apoyo de los #militares y #policias. #Represión y #violencia. #DefiendeTuFirma


NO A LAS GUERRAS

Gustavo Duch nos recuerda que como vamos…. vamos hacia “El Fin de la Especie”


Respuesta de #Ruben Blades al Presidente #Maduro (carta) #Venezuela

Imagen
Respuesta al presidente de Venezuela

Señor Presidente Maduro,

He tenido la oportunidad de ver un vídeo en el que se dirige a mi persona, en ocasión de una nota que he publicado en mi página de internet. No acostumbro responder comentarios, pero me siento obligado a referirme a sus palabras por el hecho concreto de que en el vídeo mencionado, usted me nombra directamente. Espero que el dicho vídeo no resulte una falsificación como las que hoy abundan en internet, y si lo fuera, confieso que es de muy buena calidad.

Con el respeto que merece su condición de Presidente, y como tal, representante de una Nación, debo iniciar esta nota agradeciendo el tono general de su comentario a mi escrito. Me complace entender en su gesto amable, que comprendió la buena intención de mis pensamientos, hechos con el corazón puesto en el pueblo venezolano.

Sin ánimo de entablar duelos epistolares, comento solamente con la intención de aclarar algunos de los temas por usted expuestos en el día de ayer, que me atañen de manera personal.

1. Los comentarios expresados por mí, en relación con la difícil situación que hoy vive Venezuela, no son derivados de las noticias de CNN, o de Univisión, o cualesquiera otra fuente noticiosa, “imperialista” o no. Nacen de cartas, comentarios y de reflexiones hechas por amigos, dentro y fuera de Venezuela, y de la lectura cuidadosa y analítica de innumerables publicaciones, tanto afectas como antagonistas a su gobierno. El carácter diverso del material que usualmente escojo para mis lecturas, tiende a nutrir amplia y objetivamente mis puntos de vista.

2. No me he sumado, consciente o inconscientemente, a ningún tipo de complot orquestado por la C.I.A., ni formo parte de ningún “Lobby Internacional” con el propósito de crear mala publicidad para gobierno alguno. Me sorprende escuchar una vez más este tipo de acusaciones, en pleno siglo XXI, cuando debíamos haber superado ese asunto de las etiquetas. Si critico a alguien que se considera de izquierda, soy de la CIA; si critico a quien se considera de derecha, entonces soy comunista; cuando critico al militarismo, soy “subversivo”.

3. Considero como una verdad, el hecho de que el extinto Presidente Chávez haya demostrado, con sus consecutivas elecciones ganadas, el desprestigio de la partidocracia tradicional en Venezuela, y el deseo de cambio expresado libremente en las urnas por la voluntad popular. Pero también es verdad que hoy Venezuela no es una Nación unida: es un país cuya población está polarizada políticamente, una sociedad sumida en contradicciones obvias, con un gobierno electo por un estrecho margen, 1.49%, que no alcanzó el 51% de los votos de alrededor de un 80% de la población votante y con un ausentismo electoral del 20.32%. Ese gobierno, sin embargo, está decidido a imponer un sistema político/económico (que no califico ni descalifico), pero que obviamente no es aceptado por la mayoría de la población. En una situación como la descrita, parece recomendable realizar una consulta nacional para que el pueblo tome su decisión. Sin ello, lo que se percibe es eso, una imposición. Creo que su gobierno, Presidente Maduro, no posee la mayoría representativa que justifique lo que le está haciendo al país. Por otro lado, la oposición, mezcla de lo que existió en el pasado político de Venezuela y de lo nuevo que hoy lucha por hacerse respetar y considerar, no está formada por cuatro gatos fascistas, como se pretende hacer ver. Es una vital cantidad de personas. En estas circunstancias, la realidad de Venezuela es hoy como sería la de una casa donde la familia esta dividida, y existen habitaciones en las que la otra mitad no puede vivir, ni transitar. La Venezuela de hoy no es la Nación que todos sus habitantes desean, es una versión de país a la que sólo parece apoyar el 50% de la población, tomando en cuenta el total de los votos emitidos en las elecciones del 2013. Esa realidad determina la necesidad de considerar una modificación del rumbo presente, en busca de un balance que permita el desarrollo del argumento nacional en sus propios términos, más realista y menos agresivo; una Venezuela en la que no sean necesarios los gritos de “Patria o Muerte”, entre hermanos.

4. Como los Chavistas se auto-definen como “Socialistas”, debemos asumir que comprenden de lo que hablan, y que han estudiado a quienes inicialmente convirtieron las teorías sociales de Marx y Engels, en propuestas experimentales del socialismo y el comunismo, particularmente en Rusia, tras la revolución bolchevique de 1917. Deben conocer, por ejemplo, los comentarios vertidos por Vladimir Ilich Lenin en su folleto titulado, “La Enfermedad Infantil del Izquierdismo en el Comunismo”, (este título no es un artificio al estilo Borges, así lo tituló el propio Lenin y si no lo creen, pregunten a Fidel, que él debe haberlo leído). En ese escrito cita Lenin los errores que se cometen en nombre del izquierdismo, por no considerar las circunstancias objetivas a la hora de tomar decisiones, y peor aún, las consecuencias históricas que produce no reconocer y rectificar dichos errores. Allí describe cómo, en 1918, los camaradas Radek y Bujarin, máximos representantes del entonces llamado “Comunismo de Izquierda”, fueron obligados a reconocer públicamente su error, al no comprender ni aceptar inicialmente que, el argumento para justificar la Paz de Brest, no constituía necesariamente un compromiso con los imperialistas, sino que obedecía a una necesidad política determinada por las condiciones objetivas del momento, algo que Lenin describió como un “do ut des”, un te doy para que me des. La metáfora que hace Lenin sobre asaltantes y asaltados aclara muy bien el argumento. ¿No es, acaso, un “do ut des” el acuerdo que tiene Venezuela con el “imperialismo” en el caso del petróleo venezolano, que suple a Estados Unidos a cambio de los dólares que necesita la economía del país?

5. Este mismo criterio indicaría que, en las presentes circunstancias, no resulta apropiado que su gobierno imponga sus deseos, o desconozca, o pretenda ignorar la validez de los argumentos planteados por sus críticos venezolanos. No creo que es a través de la represión, la censura, o el recurso demagógico que se produce la respuesta racional a una condición objetiva inobjetable. Tal actitud solo provocaría más violencia, que generaría la posibilidad de una ingobernabilidad, un vacío político que podría ser llenado con un golpe militar, la única institución con la capacidad de organización y poder coercitivo para enfrentar el caos institucional y civil resultantes.

6. Nunca he estado, no estoy, ni estaré de acuerdo con intervenciones armadas del país que sea en los asuntos internos de nuestras naciones. Categóricamente lo digo. El mío sufrió ese mal, y no lo justifico de ninguna manera.

7. Aunque agradezco su invitación a visitar Venezuela, no considero apropiado aceptar en este momento. Tal visita podría ser considerada como un endoso a su gestión y a la posición de su gobierno. De igual forma, tampoco aceptaría una invitación en tal sentido por parte de los que lo oponen; no ahora. Y para aclarar aún más este punto, he recibido también ofrecimientos de trabajo importantes para ir a Venezuela este año, y de igual manera las he rechazado porque no me parece correcto hacerlo en las actuales circunstancias que vive el país.

8. En cuanto al “alma venezolana”, señor Presidente, y a la nobleza de su pueblo, la conozco muy bien porque la llevo dentro, sin etiquetas, junto a mi alma panameña y latinoamericana. Ese argumento no entra en esta discusión. Esa alma, además, me la encuentro dentro y fuera de ese noble país, desde mi primera visita en los años 60. Y se acrecienta con los años y se reaviva en mi amistad con César Miguel Rondón, Pedro Leon Zapata, el finado, pero aun amigo, José Ignacio Cabrujas; Jonathan Yakubowicz, Edgar Ramirez, Budu, Oscar de León, Clarita Campins, Marilda Vera, Gustavo Dudamel, Ozzy Guillén, el gran Luis Aparicio; en mi admiración por Don Simón Díaz -cuya desaparición justamente hoy tenemos que llorar- Aldemaro Romero, el Profesor Abreu y tantos otros magníficos expositores del talento, capacidad y nobleza del pueblo de Bolívar. Todos ellos me refuerzan la presencia de esa alma. Y quizás ninguna me resuene por dentro más representativa que la de mi querido y recordado amigo, Luis Santiago, que se nos fue joven, durante la tragedia de La Guaira del ’99, y por eso será joven eternamente, igual que el inspirador ejemplo planteado por la excelencia de los jóvenes de El Sistema, el grupo de las Orquestas y el vocal, todos maravillosos ejemplos de lo que logra el trabajo, la disciplina y la esperanza de ser mejores. Sin alharacas, ni alaridos panfletarios, con la guía de maestros venezolanos, el sector popular demuestra su calidad mundial.

No necesito ir a Venezuela para encontrar a su alma, porque ella va conmigo adonde sea que yo vaya, desde hace tiempo ya.

9. No deja de tener credibilidad la afirmación de que, bajo gobiernos de lo que se denomina izquierda, se crean más oportunidades para el sector popular. Por regla general, los gobiernos que se dicen de derecha se preocupan más por sus intereses particulares que por los del pueblo al que alegadamente representan. Pero creo que hay distintas versiones con las que tipificar el empoderamiento del que usted habla (entendiendo que “empoderar” significa el dar posibilidad de hacer y poder) al “Pablo Pueblo” que describo en mi canción. Una de ellas es creando el espacio para que su dignidad sea respetada y sus derechos también. Otra es brindando la oportunidad para desarrollar su capacidad, no solo con subsidios que lo hagan dependiente de otros, o que estimulan los peores instintos que todos poseemos. Para mí, la verdadera revolución social es la que entrega mejor calidad de vida a todos, la que satisface las necesidades de la especie humana, incluida la necesidad de ser reconocidos y de llegar al estadio de auto-realización, la que entrega oportunidad sin esperar servidumbre en cambio. Eso, desafortunadamente, no ha ocurrido todavía con ninguna revolución.

Le expreso mis opiniones, Señor Presidente, sin odio, sin agendas secretas, ironías, ni intereses subrepticios. Reitero mi agradecimiento por el tono de su conversación y por su consideración al otorgar la atención de su valioso tiempo a las palabras de este panameño de Latinoamérica.

Termino con una especie de ruego a los bandos enfrentados en la querida Venezuela: empiecen a sumar y dejen ya de restar. Y que se detengan los insultos y la diatriba, para que los venezolanos empiecen a conversar; que el silencio es el mejor preámbulo a un diálogo razonado.

Viva Venezuela!

Atentamente,

Rubén Blades

20 de Febrero, 2014


Imagen

#BONIL RECTIFICA CARICATURA SOLICITADO POR #SECOM

#BONIL RECTIFICA CARICATURA SOLICITADO POR #SECOM