soy un pezcuezo

Desde el taller literario: Sweetdeath

Para pasar la noche del domingo un pequeño texto, una foto y su respectivo blog.

Sweetdeath

Abrió la llave y esperó que el baño se llene de vapor, se desvistió frente a un espejo que se derretía en pequeñas gotas, pensó en su cuerpo, se veía distinto, hablaba distinto, se movía distinto, lo dejó afuera. Ella lo miraba y le recordaba que meses habían pasado sin que cumpla la promesa de deshacerse de aquellos tejidos ajenos, implantados años atrás por sus insaciables ansias de lucir una silueta un poco más ajustada. Desvió su mirada y entró. Una vez dentro sólo pudo perderse en las vibraciones del eco producido por cada azulejo, azulejos azules, azulejos naranjas… Ella aún lo miraba…

El agua se enfrió, el agua olió a gas, el gas se impregnó en su piel, su piel respiró gas y todo lentamente se desvaneció, con el agua cayendo, la música sonando, el vecino cantando: “there’s a little bit of me inside you, gathering what you’ve lost”.

Los días pasaban así vividos a medias, entre sucesivas y pequeñas muertes de horas gastadas, en olores tóxicos añadidos a sustancias incoloras, en recortes del tiempo, mediodía madrugado, tarde cocinada, noche acortada.

Colaboración de io: http://transitandoentretrajestruncados.blogspot.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s